Meconoticias, la revista de mi localidad, pasa a ser digital. Han sido más de siete años en los que mi buen amigo Alfredo apostó por esta publicación contra viento y marea.  El viento, en estos años críticos ha sido más fuerte, ya se sabe, “la tierra pertenece al viento” y el viento se lleva por tierra esta publicación que puntualmente llegaba al buzón de los mequeros para mantenernos informados de todo lo que acontecía en la localidad.

Gracias Alfredo por estos 7 años de información y por los que vendrán

Dicho sea de paso que esto no es el final de Meconoticias, sólo es un cambio, pasar de átomos a bits, del papel a lo digital, sin olvidar la posibilidad de suscribirnos al papel, pues se hará una impresión a demanda.

He pasado buenos momentos leyendo Meconoticias, informándome de lo que sucedía en la localidad y más cuando uno sólo está en la noche o el fin de semana. Varias fueron mis colaboraciones con Meconoticias. Comenzaron estas cuando comentaba las actuaciones de la Banda de Música de Meco que con prontitud se recogían en la publicación.  Luego vendría alguna charla con Alfredo, la potenciación de la revista en internet, un blog que apenas duró un par de meses y luego la web tal y como la conocemos hoy, donde solo aporté algún comentario.

Tenía que ser en este número postrero cuando Alfredo imprimiera mi penúltima colaboración, y en este caso, comentado el imparable empuje de las redes sociales y cómo estas están cambiando la manera de relacionarse de las personas. Pero esto no es el final de Meconoticias, sólo es un cambio.

Artículo anterior‘Fuzzy Marketing. Cómo comprender al consumidor camaleónico’
Artículo siguiente“La BloGuía de Empleo” ya está en al Red
Enrique Pampliega
Desde hace más de 30 años ha estado ligado y promoviendo actividades relacionando la geología y geociencias con los recursos electrónicos, internet y las redes sociales y científicas. Jefe de administración del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) desde el año 1990. En 1991-1996 Relaciones públicas y posteriormente responsable de marketing de la revista Tierra y Tecnología del ICOG. En 1993-1996 dirigió la publicación “El Geólogo” y en 1997 fundó “El Geólogo Electrónico”. Coordinador de las ediciones I a III del GEA-CD (recopilación y difusión de software para docentes y profesionales de las ciencias de la tierra y el medio ambiente en formato CD-ROM) entre los años 1996 a 1998. Colabora con la ONG Geólogos del Mundo creando su intranet y poniendo en marcha su página web institucional. Desde el año 2000 es responsable de calidad del ICOG (ISO 9001). Ha sido ponente en distintos eventos organizados por Unión Profesional y Unión Interprofesional de la Comunidad de Madrid, sobre la calidad aplicada al sector colegial. Asimismo, ha impartido charlas sobre búsqueda de empleo y redes sociales en el ICOG, Unión Profesional y Universidad Complutense. En 2005 implanta el visado electrónico de proyectos en el ICOG. En el ámbito de las webs y redes científicas, es Community manager del ICOG. Webmaster de la revista Tierra y Tecnología, de la página institucional del ICOG, de la Escuela de Geología Profesional, de la Red Española de Planetología y Astrobiología y de la International Association for Geoethics. Delegado de protección de datos del ICOG desde el año 2018. Experto en digitalización del sector de colegios profesionales ha sido ponente en el taller virtual sobre la "Transformación Digital del Sistema Colegial", organizado por Unión Profesional y Wolters Kluwer en 2020. Ha sido distinguido como Geólogo de Honor por la Asamblea General del ICOG el 15 de abril de 2023.

2 COMENTARIOS

  1. Está muy bien impulsar el desarrollo de los medios de comunicacion en localidades del tamaño de Meco, pero he de decirte que solo si éstos son serios y se comportan como tal, ya que meconoticias en muchos de los casos no informa, ya que te cuenta hechos pasados que ya no son noticia, y en muchas ocasiones parece que se debe al equipo de gobierno del municipio, por lo que la objetividad, que es pieza clave dentro de un correcto medio de comunicación, brilla por su ausencia. Le invito a realizar su vida en Meco, para evitar la desinformación que puede obtener si unicamente se guía por meconotias de lo que pasa en Meco.

    • Hola Mequero,

      Me gustaría hacer más mi vida en Meco pero la vida profesional no me da más espacios. Aún así, el resto de la familia estudia y trabaja ahí. He participado de la Banda de Música de la localidad durante un año -esto me llevo a colaborar de vez en cuando con la revista-. Prácticamente he usado y disfrutado de todos los gimnasios de Meco y del resto de instalaciones deportivas. He sugerido a los dos alcaldes que han estado al frente del puesto lo que consideré oportuno por carta, teléfono o correo electrónico -sin gran acogida, todo hay que decirlo- y tengo los amigos ahí que me da el escaso tiempo que me queda.

      Sobre las publicaciones en general, cada cual lee lo que es más de su parecer. Meconoticias expone la realidad de su línea editorial, que no se tiene que ajustar ni a la suya ni a la mía. Lo cierto es que es de lo poco que tenemos salvo la nueva revista de hace una semanas -Villa de Meco, creo-. Por último están los medios digitales -Asociación Nuestro Pueblo, por poner un ejemplo-. Intento leer todos y sacar mis propias conclusiones.

      Amigo mequero, es gratificante saber que un paisano pasa por este lugar. Gracias por hacerlo. La próxima vez te invito a hacerlo con nombre y apellidos y así, si algún día coincidimos en Meco nos tomamos un café, o lo que se tercie. Más ahora que en breve comienzan las fiestas.

      Un saludo,

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí