Eso es lo que viene a resolver la norma ISO 10014 que, con el fin de alcanzar unas directrices para la obtención de beneficios financieros y económicos, consigue que los profesionales de la calidad pongan en valor su trabajo frente a la alta dirección con unos argumentos que la dirección suele entender perfectamente, la pela.

A ninguno de los que estamos en esto, se nos escapa la dificultad de explicar al jefe –va en jefes, claro- qué es, y para qué sirve, el departamento de calidad. Aportamos indicadores, encuestas, opiniones, valoraciones, etcétera, pero ni un solo dato en términos financieros. Perdón, lo único que pedimos es inversión para implantación y mantenimiento del sistema.

La norma está basada en el enfoque por procesos y en el modelo PDCA (planificar, hacer, verificar, actuar) contenidos en la serie de normas ISO 9000. Examina los ocho principios de la gestión de la calidad que subyacen en toda la serie y describe cómo a través de su implementación se pueden lograr beneficios financieros y económicos. Diseñada para ser tan práctica como lo es el propio tema que trata, la norma incluye un método de autoevaluación como herramienta para determinar las oportunidades de mejora.

Esta norma está dirigida a la alta dirección, pero no debe ser desconocida para ningún responsable de calidad dado que es de gran ayuda a la hora de unir mejoras con beneficios. No es fácil, pero es un paso que hay que dar.

Dejo aquí un magnífico trabajo de Alberto Haaz Díaz.

Artículo anterior¿En manos de quien está nuestro trabajo?
Artículo siguienteTu empresa en LinkedIn
Enrique Pampliega
Desde hace más de 30 años ha estado ligado y promoviendo actividades relacionando la geología y geociencias con los recursos electrónicos, internet y las redes sociales y científicas. Jefe de administración del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) desde el año 1990. En 1991-1996 Relaciones públicas y posteriormente responsable de marketing de la revista Tierra y Tecnología del ICOG. En 1993-1996 dirigió la publicación “El Geólogo” y en 1997 fundó “El Geólogo Electrónico”. Coordinador de las ediciones I a III del GEA-CD (recopilación y difusión de software para docentes y profesionales de las ciencias de la tierra y el medio ambiente en formato CD-ROM) entre los años 1996 a 1998. Colabora con la ONG Geólogos del Mundo creando su intranet y poniendo en marcha su página web institucional. Desde el año 2000 es responsable de calidad del ICOG (ISO 9001). Ha sido ponente en distintos eventos organizados por Unión Profesional y Unión Interprofesional de la Comunidad de Madrid, sobre la calidad aplicada al sector colegial. Asimismo, ha impartido charlas sobre búsqueda de empleo y redes sociales en el ICOG, Unión Profesional y Universidad Complutense. En 2005 implanta el visado electrónico de proyectos en el ICOG. En el ámbito de las webs y redes científicas, es Community manager del ICOG. Webmaster de la revista Tierra y Tecnología, de la página institucional del ICOG, de la Escuela de Geología Profesional, de la Red Española de Planetología y Astrobiología y de la International Association for Geoethics. Delegado de protección de datos del ICOG desde el año 2018. Experto en digitalización del sector de colegios profesionales ha sido ponente en el taller virtual sobre la "Transformación Digital del Sistema Colegial", organizado por Unión Profesional y Wolters Kluwer en 2020. Ha sido distinguido como Geólogo de Honor por la Asamblea General del ICOG el 15 de abril de 2023.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí