Inicio Sociedad Relatos Carta a mi hija en sus primeras elecciones generales

Carta a mi hija en sus primeras elecciones generales

Vota siempre con el cerebro y no con las vísceras. Vota aquella opción que te parezca la más atinada para asegurarte un presente y un futuro, a ti y a la sociedad.

0

Cariño, la mayoría de edad te permite por primera vez votar en unas elecciones generales. Esta epístola te la dedico hoy para que no te acerques de forma crédula a las urnas y sufras la frustración de ver como la opción elegida no cumple con tus expectativas.

En el juego de la política y los políticos lo primero que te encontrarás serán sus propuestas y su “carta a los reyes magos”, lo que ellos llaman programa electoral. Ese programa plasma todo aquello que quieren alcanzar en el mejor de los casos posible, es decir, si la situación económica, social, internacional y sus intereses personales y de partido –esto en primer lugar- se alían en el mismo sentido, algo que no sucede jamás durante los cuatro años de mandato.

vota siempre con el cerebro y no con las vísceras. Vota aquella opción que te parezca la más atinada para asegurarte un presente y un futuro, a ti y a la sociedad

Dice el saber popular que el político promete hasta que tu voto en la urna metes, después de haberlo metido, nada de lo prometido. Como siempre, hay que reflexionar con detenimiento sobre lo que han aprendido, en el duro yunque de los años, otros antes que tú y aprovechar su experiencia para no cometer los mismos errores. Este viejo dicho popular te previene de los tiempos políticos, que más o menos son estos: tras las elecciones y en los próximos 24 meses los responsables en el gobierno tomaran las decisiones más duras para la sociedad (subidas de impuestos, congelación de pensiones, disminución de salarios, eliminación de prestaciones sociales, etc…), los 12 meses siguientes pondrán en marcha parte de lo que prometieron y, los últimos 12 meses harán lo que las encuestas de intención de voto les indiquen para volver a ganar otras elecciones, al coste que sea. Sobre el incumplimiento de su programa electoral, simplemente dirán que es razón de estado o las circunstancias. Tal es el juego de la política y los políticos.

A estas alturas me dirás que el actual inquilino de la Moncloa no ha cumplido con los tiempos políticos que indico y, efectivamente, es el único caso que conozco y quizá este sea uno de los motivos que nos ha llevado a seguir buscando el suelo en la agónica caída de nuestro país. Caída que se está llevado por delante la ilusión y el futuro de muchos compatriotas.

Busca, desde tu juventud, otras formulas que cambien el hacer de nuestro políticos, que modifiquen los tiempos, que se acerquen más a los ciudadanos y sus necesidades, que aparten a los corruptos de las instituciones, que…., en definitiva, no signifiquen un cheque en blanco para hacer y deshacer este país durante cuatro años a su antojo.

Mientras lo anterior llega, vota siempre con el cerebro y no con las vísceras. Vota aquella opción que te parezca la más atinada para asegurarte un presente y un futuro, a ti y a la sociedad.

Un beso.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil