Cuando en 2015 Snowden dijo «Yo uso Signal todos los días», se auguraba un crecimiento sustancial de esta aplicación de mensajería instantánea. No ha sido así a pesar de contar desde sus inicios con cifrado end-to-end, claves de acceso, autodestrucción de mensajes y ser de código abierto.

Signal es libre y de código abierto, lo que permite a cualquiera verificar su seguridad mediante la auditoría del código

Hacerse un hueco en el espacio ocupado en su mayor parte por WhatsApp, no es cosa fácil, ni si quiera cuando Facebook anuncia su compra o posteriormente queda claro que WhatsApp y Facebook comparten nuestros datos -con la «sana» intención de saber más de nosotros que nosotros mismos y, venderlo- Signal se beneficia de un mayor número de usuarios.

Los mensajes y llamadas de Signal siempre se cifran de extremo a extremo

Hace unos días volví a instalar Signal y esta vez, entre mis contactos, figuraba uno de ellos que utiliza la aplicación, no es de extrañar que mi contacto se dedique a la ciberseguridad y a pesar de que también está en WhatsApp, según la temática del asunto, utiliza una aplicación u otra. Cuando quiero privacidad, Signal. Cuando no me importa la privacidad, WhatsApp y es que mientras Signal solo guarda el número de teléfono con el que estás registrado y el día de última conexión, WhatsApp (Facebook) guarda muchísimos más datos sobre nuestra actividad en su aplicación. Llámame desconfiado pero de Facebook no me fio un pelo.

permite enviar mensajes que desaparecen del teléfono del receptor una vez leídos o transcurrido un determinado espacio de tiempo

Signal está disponible para, iOS, Android y tu ordenador -para la tablet no, con lo bien que me vendría-. El cifrado end-to-end implica una seguridad total -o lo mejor posible-. El contenido del mensaje se envía cifrado desde el teléfono emisor y únicamente el teléfono receptor, gracias a una contraseña, puede descifrar su contenido.

Las comunicaciones no son conservadas en los servidores de Signal

Esto afecta tanto a los mensajes de texto como a las llamadas y videollamadas que se realizan con la aplicación. Además, esas comunicaciones no son conservadas ni siquiera en los propios servidores de Signal, por lo que nadie puede tener acceso a ellas, ni los empleados de la firma.

Si te preocupa la privacidad pásate a Signal y claro, no dejes la pantalla de tu móvil abierta en cualquier sitio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí